ESG: pólipos de colon y su tratamiento endoscópico.

Pólipos de colon y tratamiento preventivo

Qué son los pólipos de colon

Los pólipos son tumores benignos –tumores no cancerosos o neoplasias– que involucran al revestimiento interno de los intestinos.

Los pólipos son muy comunes en los adultos: es factible encontrarlos en varias ubicaciones dentro del tracto digestivo, pero son más habituales en el colon.

Su apariencia es la de pequeñas protuberancias que crecen en el revestimiento del intestino grueso y sobresalen por sobre la cavidad –lumen– intestinal.

En ocasiones crecen a partir de un “tallo” y llegan a parecerse a hongos o setas.

El diámetro de los pólipos varía entre menos de 6 mm (< ¼ de pulgada) hasta varios centímetros.

Algunos pólipos también pueden ser planos; si bien la gran mayoría no presenta complicaciones, un número apreciable de pacientes tiene varios pólipos dispersos en distintas zonas cancerígenas.

Qué causa la aparición de pólipos

Aunque no se conoce con certeza cuáles son las causas, las posibilidades de desarrollar pólipos aumenta con la edad. Sin bien no son frecuentes a los 20 años, se estima que una persona de 60 o más años, sin factores de riesgo para contraerlos, tiene un 25% más de probabilidades de padecerlos.

Algunos investigadores creen que una dieta alta en grasa y baja en fibras puede predisponer a la formación de pólipos, no obstante falta evidencia irrebatible en ese sentido.

Sí es posible que una persona con antecedentes familiares directos de pólipos de colon esté en una situación de riesgo genético de desarrollar a su vez pólipos.

Cuáles son los riesgos conocidos para desarrollar pólipos

El mayor factor de riesgo para el desarrollo de pólipos es la edad: toda persona mayor de 50 años está en condiciones de presentar pólipos de colon por sobre otros segmentos etarios.

Un historial familiar con casos de pólipos de colon o de cáncer de colon también aumenta las probabilidades de desarrollar pólipos en personas de cualquier edad.

Además, los pacientes que en el pasado hayan padecido pólipos o cáncer de colon se encuentran en riesgo de presentar nuevos pólipos.

Existen algunos síndromes poco frecuentes de pólipos o de cáncer que se dan en las familias de los pacientes y que incrementan el peligro de la aparición de pólipos a edades más tempranas.

Cuántos tipos de pólipos existen

Se conocen 2 tipos comunes de pólipos:

  • Los pólipos hiperplásicos: son pólipos que no presentan riesgo de cáncer y, por lo tanto, no se consideran significativos desde el punto de vista clínico.
  • Los pólipos adenomatosos o adenomas de colon: son una clase de pólipos que, aunque en la mayor parte de los casos nunca se convierten en tumores malignos, se estima que son precursores –causantes originales– de la mayoría de los casos de cáncer de colon.

La histología –el estudio del desarrollo, las funciones y la estructura microscópica de los tejidos orgánicos– es la mejor manera de diferenciar entre pólipos hiperplásicos y pólipos adenomatosos.

Si bien es imposible saber qué pólipos adenomatosos ocasionarán tumores malignos, los pólipos más grandes son los que representan mayores riesgos; y algunos de los más grandes (los mayores a 25 mm o > 1 pulgada) pueden contener pequeñas áreas de tejido canceroso.

Dado que el médico endoscopista no puede estar seguro del tipo de tejido que encuentra durante la exploración colonoscópica por la apariencia macroscópica del pólipo, la recomendación general es eliminar todos los pólipos visibles durante la colonoscopia.

Cómo se detecta la presencia de pólipos

La mayoría de los pólipos de colon no causa síntomas –son asintomáticos– pese a que los más grandes ocasionan presencia de sangre en la materia fecal aunque no siempre visible.

La manera más frecuente de descubrir la existencia de pólipos es el examen de personas que no muestran síntomas.

En la actualidad se dispone de una serie de técnicas de diagnóstico:

  • el análisis de muestras de laboratorio para detectar la presencia de sangre en la materia fecal
  • la sigmoidoscopia, un método encoscópico para visualizar el tercio inferior del colon
  • las pruebas radiológicas:
    • el enema de Bario
    • la colonografía por tomografía computadorizada (TC)


Si cualquiera de estas pruebas encuentra pólipos o induce a la sospecha de que puedan haberse desarrollado pólipos, la indicación habitual es la realización de una colonoscopia para eliminarlos.

Cómo se eliminan los pólipos

La mayor parte de los pólipos que se encuentren durante la realización de la colonosocopia puede eliminarse por completo durante el procedimiento endoscópico.

Para la eliminación de los pólipos hay disponibles varias técnicas de polipectomía, la mayoría de las cuales involucra la resección de los pólipos a través de la colonoscopia mediante

  • corte con filamento de alambre metálico
  • corte con fórceps para biopsia
  • cauterización o quemado en su base con el calor producido por el paso de corriente eléctrica

Debido a que el revestimiento de los intestinos es insensible a los cortes o quemaduras, la resección de pólipos no causa ningún tipo de incomodidad para el paciente.

Los pólipos resecados se aspiran y se extraen mediante el tubo endoscópico y se examinan luego en el microscopio para determinar la clase de tejido, y para detectar cualquier rastro de cáncer en las células.

En los casos en que se elimina un pólipo grande, de apariencia extraña, o se lo deja para una posible cirugía, el endoscopista suele marcar el sitio preciso mediante la inyección de pequeñas cantidades de tinta china indeleble sobre la pared del intestino, lo que se conoce como “tatuaje endoscópico”.

Qué complicaciones hay en la eliminación de pólipos

La eliminación de pólipos polipectomía durante la exploración del colon –colonoscopia– es un procedimiento ambulatorio de rutina (no requiere la internación del paciente).

Aunque muy infrecuentes, las complicaciones de la polipectomía pueden incluir el sangrado del sitio donde se produjo la extracción.

El sangrado en el lugar de la polipectomía puede eliminarse de inmediato durante el procedimiento, aunque en oportunidades alcanza a perdurar por algunos días.

La hemorragia persistente casi siempre puede detenerse con un tratamiento simple durante la colonoscopia.

En muy raras ocasiones puede producirse eventualmente la perforación (un orificio o desgarro) del colon, lo que tal vez requiera de una cirugía reparadora adicional.

Para la vasta mayoría de los casos, la recomendación es siempre eliminar todos los pólipos que se encuentren, dado que el criterio preventivo prevalece por sobre la estadística de complicaciones.

Con qué frecuencia debe repetirse la colonoscopia

La realización de una nueva colonoscopia luego de la eliminación de pólipos es una decisión que depende del criterio médico.

El intervalo entre colonoscopia y colonoscopia depende de varios factores que incluyen

  • el número y tamaño de los pólipos removidos
  • la calidad de la limpieza del colon en el procedimiento previo
  • los antecedentes personales y familiares
  • otras consideraciones

Si los pólipos hallados en primera instancia eran grandes y planos, o múltiples, el endoscopista podría recomendar un intervalo de unos pocos meses antes de repetir el estudio colonoscópico, para asegurarse de que la remoción fue completa y eficaz.

La calidad de la limpieza conseguida mediante la preparación para la colonoscopia afecta a la capacidad de observación de la superficie del colon; en oportunidades es preciso efectuar una colonoscopia adicional, cuando la visibilidad es pobre y existen sospechas de la presencia de malformaciones.

El médico siempre analiza, junto con el paciente, las diversas opciones disponibles para asegurarle un pronóstico favorable en su calidad de vida.

Importante
Esta información tiene como único objetivo proporcionar pautas generales para el público y no ofrece una opinión médica concluyente o definitiva.

Es necesario que cada persona consulte con su médico especialista de confianza acerca de su caso específico.

Publicado en Colon-recto, Diagnóstico, Endoscopia digital, Tratamiento y etiquetado , , , , , , , , , , , , .